Un puto show

Perdón si el título les suena grosero. No sé ni por dónde empezar asi que arrancaré por lo más básico. Los profesionales de los medios de comunicación tenemos una responsabilidad social. Eso nos hace diferentes de otros emisores de información. Hasta  hace unos pocos años los emisores de información y los profesionales de la información eran -casi siempre- las mismas personas o cuando menos los segundos eran mucho más numerosos y activos que los primeros.  Con las redes sociales y los dispositivos móviles ese paradigma de la comunicación cambia y se multiplica el numero de emisores, multiplicación que coincide  -en tiempo y espacio- con una crisis importante de las empresas de comunicación y de sus profesionales. De todo eso ya he hablado otras veces en este blog y no quiero repetirme.

Este es el contexto, de acuerdo, pero…¿en qué están pensando los profesionales cuando deciden incorporar a su contenido informativo el video-mensaje grabado por Javier Limón Romero  (el marido de la enfermera madrileña contagiada de ébola) pidiendo ayuda para que no sacrifiquen a su perro Excalibur?  ( Nota al margen : la enfermera tiene nombre, María Teresa Romero Ramos. No la llamemos “la enfermera Teresa” que me pongo enfermo)

Recapitulo e intento ponerme en el lugar de Javier Limón. Es médico,  sabe lo que supone que su mujer se haya infectado con ébola. El mismo puede estar infectado. Está pensando en lo peor. No tiene nada que perder así que cuando, desde su aislamiento,  se entera de que van a sacrificar a su perro, lanza a las redes sociales un mensaje pidiendo “ayuda” para que eso no ocurra. Me voy a permitir añadir que yo tampoco entiendo por qué hay que sacrificar a ese animal cuando no hay certeza de que esté infectado y cuando -si lo está-  puede aportar valiosa información a los científicos que investigan la trasmisión del virus… pero no escribo este post preocupado por el perro ( lo siento) sino preocupado por el periodismo. ¿Qué hace que los medios profesionales incorporen ese mensaje a sus relatos informativos?  ¿Que aporta?. ¿Es información?

         -Pues sí, que vayan a sacrificar al perro es un hecho

De acuerdo. Reformulo. ¿Es información relevante? Sinceramente, que sacrifiquen a un perro cuando hay otros hechos como los fallos en el protocolo de aislamiento, el riesgo para la vida de una o varias personas, las incertidumbres sobre el alcance del contagio o  la evaluación de la gestión de esta crisis, por citar algunos, me parece un hecho, si, pero poco relevante.

Ahora bien…¿qué aporta? . Aporta emoción, drama, tensión. Todos ellos son elementos necesarios en el periodismo pero el problema llega cuando se convierten en los elementos preponderantes de la noticia. Y así, tenemos informativos serios y respetables que están dedicando muchos más minutos, esfuerzo y recursos a la emoción y al drama, que a la información. Vende más el perro que su dueña. La historia del ébola en Madrid necesitaba imagen. Ya la tenemos. Cincuenta personas gritando ” asesinos, asesinos” a los funcionarios que llegan a la vivienda de Javier Limón y Teresa Romero para llevarse a su perro.

-Oye, que esas personas están ahí porque quieren. Nosotros solo contamos lo que hay.

     -Y una mierda.

 Contamos lo que queremos y como queremos. Y así en el minuto 24:48 de un informativo nacional,  el directo desde la casa de la enfermera infectada desemboca en un video que arranca así: “Estos expertos estan desinfectando una zona afectada por un brote infeccioso. Podría ser el ébola” Luego, a mitad de reportaje, ya descubriremos que las imágenes en las que unos señores con trajes de aislamiento fumigan un portal son en realidad una recreación. Para qué explicarlo antes. Le quita emoción.

Item mas. ¿Y si preguntamos a los vecinos? ¿Estan asustados? ¿Temen haberse contagiado? Venga, va, pregunta, que seguro que alguno/a se echa a llorar o así. Ah…y al final del video metes cosas del twitter y y del WhatsApp, para echar unas risas. Exagero? Vean este otro informativo del minuto 15 al 17

Mención aparte merece la aparición de dos médicos para informar del hecho más importante de los últimos días en relación con esta historia. El hecho es que la enfermera María Teresa Romero recuerda que al quitarse el traje de aislamiento uno de los guantes le rozó la cara. La noticia ( esto SI es noticia porque ayuda a entender qué ha podido pasar) la comunica en plena calle, de manera improvisada, un médico que atiende a la enferma y que apenas puede hablar porque (sic) “tiene faringitis”. Eso sí, la comparecencia de este médico se da en directo en casi todas las televisiones entre empujones y tirones de cámaras y micrófonos. Más show. Más tensión. Más emoción. Y esta vez no tengo nada que reprochar a los medios que hacen su trabajo sino a los responsables de gestionar la comunicación de toda esta crisis.

Termino. No quisiera que de este apresurado análisis dedujese el lector que desprecio la relevancia de esta noticia. Al contrario. Creo que se trata de un tema de máximo interés periodistico, una noticia sobre la que el público necesita saber qué ha pasado, qué esta pasando y qué puede pasar. Hay mucho por contar, explicar y divulgar. Pero hagámoslo con responsabilidad. Yo soy de los que creo que las noticias dramáticas no necesitan drama añadido. Basta con contarlas. Por eso, de todos los despropósitos periodísticos que están rodeando este show,  este me parece el más grave: Castilla-La Mancha Televisión prohíbe a sus trabajadores hablar del ébola  Lean y alucinen. Si el entrecomillado “no es noticia” es, efectivamente, de quien dicen que es  y alguien monta una recogida de firmas para pedir la dimisión del responsable de esos informativos, que cuente con la mia. Las 300.000 que ha habido para que no sacrificasen al perro ( pobre bicho!) deberían quedarse cortas.

PS: Retiro parte de lo escrito anteriormente. Me refiero a lo de que lo más grave es que no hablen del ébola en Castilla-La Mancha TV. Estaba equivocado. Si van a hacer cosas como esta que me llega via Rafa Aguilera @rafa_aguilera , casi mejor que les censuren.

Anuncios
Publicado en Actualidad | Etiquetado | 4 comentarios

Crónicas desde Escocia (4) Game over

El resultado ya lo conocen. Al final han sido diez puntos de diferencia ( unos 400.000 votos) los que han inclinado la balanza. Los ciudadanos de Escocia, nada menos que el 86% de los que tenían derecho a voto, han dicho que no, que Escocia no debería ser un país independiente. Y ya está.

DSC04500
Acabo de escuchar a David Cameron a las puertas de Downing Street y parece bastante claro que Escocia no se va a ir de vacío de este viaje. El Primer Ministro británico ha sido claro ( ¿por qué tengo la sensación de que, a pesar de mi limitado inglés, se les entiende mejor a los políticos británicos y escoceses que a los españoles y los vascos?) y cumplirá la promesa de los unionistas de dar a Holyrood mayores competencias. Esta generación no volverá a votar sobre una posible Escocia independiente. Y puede que las dos siguientes tampoco.
Salmond ha perdido. ¿De verdad ha perdido? Hace 4 años el SNP recibió 900.000 votos y logró la mayoría absoluta en el Parlamento Escocés. Esta noche su propuesta de independencia ha cosechado casi 1.600.000 apoyos. Por supuesto, no todos son del SNP ( están los Verdes, los radicales, los republicanos, parte de los jóvenes de más de 16 que nunca habían votado, los antisistema y miles y miles de laboristas) pero yo no diría que Salmond está acabado ni mucho menos. (Acabado o no, horas más tarde de escribir estas lineas, Salmon anunciaba su dimisión, según sus palabras “porque la campaña del SI debe seguir adelante con un nuevo liderazgo y porque este proceso es más importante que un partido o una persona”. )  “Seguiremos adelante como una nación” han sido sus últimas palabras al aceptar la derrota. Y eso nadie se lo va a discutir porque si algo ha dejado claro esta campaña es que Escocia es una nación. Lo dijo el propio Gordon Brown convertido “de facto” en el líder de la campaña del Better Together. Se dice que Brown fue un mal Primer Ministro para el Reino Unido y para el partido laborista pero si tenía alguna deuda pendiente con ambos, la ha pagado con creces en el sprint final de esta campaña.
El resto del análisis lo dejo a los expertos. La noche ha sido larga y me falta claridad. Seguir el recuento en un pub de Edimburgo, comentando la jugada con los parroquianos con una pinta en la mano es toda una experiencia. Inolvidable.pub

Termino. Anoche en el Highland Center, el centro de recuento de Edimburgo, una joven estudiante gallega de la London School of Economics, invitada como observadora, me decía que el proceso habia sido ejemplar y que le impresionaba la naturalidad y cordialidad con la que partidarios del SI y el NO habían compartido la jornada electoral y el recuento final. Contando

Yo acababa de intervenir en directo en “Debatea” de ETB1 y había dejado a los contertulios gritándose unos a otros a pesar de los intentos de Xabier Usabiaga de reconducir el debate. Pensé que escoceses y británicos nos llevan mucha ventaja. Y no porque puedan votar sobre la independencia sino porque son capaces de dialogar, negociar y pactar cómo hacerlo.

kandelak

Publicado en Actualidad, Mis reportajes en ETB | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Crónicas desde Escocia (3) Yo no soy escocés.

Tiene que ser muy fuerte levantarte por la mañana y saber que vas a marcar tu futuro político y el de tus hijos. Y probablemente el de los hijos de tus hijos . Tiene que ser muy fuerte saber que varias generaciones intentaron en vano alcanzar lo que ahora tú tienes en la palma de tu mano. Tiene que ser muy fuerte pensar que en otras partes del mundo, por algo así, la gente ha matado y les han matado. Hoy tiene que ser muy fuerte ser escocés. Da igual lo que vayas a votar.  La responsabilidad es la misma.DSC04538

Como yo no lo soy y solo llevo 4 días aquí ( escuchando a todo el mundo, si, pero solo cuatro días) ni me atrevo a especular sobre qué quieren los escoceses. Además lo van a decir ellos mismos en cuestión de horas. Solo hay que esperar.DSC04506DSC04505
Ahora mismo los colegios electorales llevan un rato abiertos. DSC04547 Igual que las empresas, los comercios y los colegios porque hoy es día laborable. ¿De verdad está gente va a trabajar? Yo estaría todo el día colgado del Twitter…pero ya les digo que no soy escocés.

A las 22:00 ( las 23:00 en Euskadi) cerrarán las urnas y se irán a tomar una pinta. No contarán los votos en los colegios electorales sino que llevarán las urnas sin abrir a 32 centros de recuento repartidos por el país y allí abrirán las papeletas. A mí me parece que no es lo más práctico…pero ya les digo que no soy escocés.
En la información que nos facilita la organización del referendum ya nos avisan de que la hora de comienzo del recuento “dependerá de cómo afecten las condiciones meteorológicas al transporte, especialmente a los ferrys de las islas del Norte”. Uff…ya me veo a las 12 de la noche consultando The Weather Channel.
Así que contarán con calma. Primero cuántos votos ha habido. El dato de la participación ( muy importante) podría hacerse público pasada la una de la madrugada. En las elecciones a Holyrood suele ser del 54%, en las generales a Westmister del 65%. Hoy esperan que más del 80% del censo se acerque a votar. Casi nada.
Durante la noche se irá sabiendo qué han votado cada uno de los 32 distritos electorales pero el resultado lo tienen que ratificar en la Oficina Central de Recuento de Edimburgo. Y eso, nos avisan, no ocurrirá hasta mañana.
-Oiga…¿de verdad que hasta mañana no van a dar el resultado?
-That´s right.
-Y a qué hora lo van a dar?
-At breakfast time.
Y aquí nos tienen a todos calculando cuál es la hora media a la que desayunan los escoceses…Ni idea, oigan…pero ya les digo que yo no soy escocés.
Ya me gustaría…aunque solo fuese un par de días.

Bueno… me gustaría ser escocés… así en genérico, porque escoceses descerebrados, haberlos, haylos. Este que trataba de sellar con silicona en el tejado de la casa de enfrente me ha puesto los pelos de punta esta mañana . Si entre los lectores hay algún tecnico en prevencion de riesgos laborales, le advierto que estas imágenes pueden herir su sensibilidad.DSC04546 DSC04545DSC04542Y para acabar, un chascarrillo. Soy muy mitomano, lo confieso. Y ayer, al salir del directo de TB1, me encuento con…Cristiam Amanpour!!! Rápidamente empuño la cámara de fotos. Le hago un gesto pidiéndole permiso y me responde con un leve movimiento de cabeza afirmativo, como el que me imagino están acostumbradas a hacer las estrellas de rock cuado se les acercan los fans.

  DSC04524DSC04523

Amaunpour entrevista a un experto mientras su asistente toma notas y dos cámaras graban la entrevista. Espero a que acabe y me presento con todo mi morro.

-Hello Miss Amaunpour. Im a jounalist from Basque Public Television.

-Oh, you see, the basques are here! , le dice al profesor que acaba de entrevistar.

-I just wanted to tell you that you are a reference for reporters who follow the international information, like me.

-Oh, thank you, you are so kind!

Y de repente me suelta

-May I have your card in case we need to contact you? ( ¿Tienes una tarjeta?)

Y yo, (Dios, qué falta de reflejos!!!!) contesto

-I haven`t got any. So sorry!

Entonces muy  educadamente se da la vuelta y se va y allí me quedo yo con mi cara de tonto pensando que lo primero que voy a hacer cuando vuelva a Donostia es imprimir una profesional card. A veces hay segundas oportunidades. !Que se lo pregunten a los escoceses!

Publicado en Actualidad, Mis reportajes en ETB | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cronicas desde Escocia (2) Esto se calienta

Esto se calienta. No la temperatura, por supuesto, que no llega ni a la mitad de los 32 grados que me cuentan que hace en Euskadi.  DSC04488Hoy al menos no llueve y si te atropella un coche, no será porque no lo veas venir entre la niebla,niebla sino porque, una vez mas, al cruzar olvidas que aquí circulan en sentido contrario. Eso no tienen intención de cambiarlo. DSC04498Pase lo que pase el jueves, quieren seguir con la Reina, la libra esterlina y la BBC, asi que como para pensar que van a modificar todas las señales de trafico.
Perdón, me he perdido en la niebla. Estaba diciendo que esto se calienta. A menos de 48 horas para el referéndum ya no hay flema británica que valga. En los debates de TV se levantan la voz unos a otros. El del “NO” le llama mentiroso al del “YES”, se filtran informes sobre inevitables e inminentes recortes en el sistema sanitario escocés, se desmienten esos informes ( bueno, no del todo, solo un poco) y cuando acabas de grabar una intervención para el Teleberri en la calle se te acerca una señora a explicarte que “sabe un poco de italiano” (sic), te ha entendido y quiere advertirte de que “uno no se puede fiar de las promesas de los unionistas”. ¡Y yo que pensaba que el periodismo anglosajón era diferente! A la hora de la verdad a todos se nos ven las costuras.
Lo siguiente es el desembarco. El desembarco mediatico.Imagen 258Kazetariak Si a este sprint final de campaña le faltaba poco para derivar hacia el espectáculo, ya verán cuando lleguen los más de 1.000 periodistas que se esperan entre hoy y mañana en Edimburgo. Por cierto, los plumillas vascos estamos muy cotizados, por aquello de los paralelismos y tal y tal. Ya he tenido que atender a tres o cuatro colegas que buscaban “the basque point of view”. A ver si llegan los catalanes y nos quitan presión. DSC04491DSC04494DSC04465

Pero no quiero ni debo banalizar. Lo del jueves tiene mucha miga y trataremos de contralo con la seriedad y el rigor que se merece. Y en ese sentido, atentos a la carta que ha enviado  Salmond en el último día de campaña. Dicen que es un maestro de la emoción. Y las emociones mueven a las personas.

Publicado en Actualidad, Mis reportajes en ETB | Etiquetado , , | Deja un comentario

Crónicas desde Escocia (1)

Siempre he dicho que me considero un privilegiado. Trabajo en lo que me gusta y me pagan por ello. Pero además, de vez en cuando, mi trabajo me da la oportunidad de estar en el lugar adecuado en el momento preciso. Así me siento ahora mismo, escribiendo estas lineas desde Edimburgo, a menos de 35 horas de que abran los 2.608 colegios electorales repartidos por el país para que todos los ciudadanos mayores de 16 años puedan decir si creen que Escocia debería ser independiente. Y todo ello de manera pacífica y democrática.

Desde que llegué… no, desde antes de llegar, rondan por mi cabeza decenas de detalles y datos sobre los que me gustaría escribir relacionados con Escocia y el hito político que está a punto de vivir. Pero no me da el día. Y hay que saber cuáles son las prioridades. Ahora mismo las mías son los diferentes encargos que tengo de EITB en la cobertura informativa de este referendum, de modo que lo único que voy a poder hacer, lector, es reproducir algunas de las crónicas que ya estoy haciendo para eitb.com, pero completadas con alguna foto.

La primera la publiqué el pasado domingo. Es esta. Se titula “Escocia en el alambre”

“A cuatro días del referéndum uno espera encontrarse una ciudad, Edimburgo, empapelada de carteles a favor y en contra de la independencia. Nada más lejos de la realidad. De hecho, al recorrer la Royal Mile, la encantadora calle adoquinada que une el Castillo de Edimburgo con el Parlamento Escocés, hay que fijarse mucho para encontrar mensajes políticos. No es que no los haya. DSC04487

De los dos gaiteros que tocan junto a subida al castillo uno luce la pegatina azul del “YES”. El otro no…y uno está tentado de interrumpir la melodía gaélica que interpreta para preguntarle qué votará el jueves.

20140914_173616
Dentro de esta aparente falta de entusiasmo, el “YES” parece sentirse un poco más cómodo en la exhibición de sus consignas. En media hora de paseo adivinamos una docena de solapas que lucen la chapa azul del “YES”. DSC04459

No son muchas pero sí más que las rojas del “NO”.Pero al llegar al Parlamento de Hollyrood nos recibe un camión con un gran cartel a favor de la unión con el Reino Unido. DSC04456Junto a él, un grupo de voluntarios explica a los parroquianos las bondades de mantener la unidad del Reino. Muy poca gente se detiene. Desde luego, nada tumultuoso.

A menos de 200 metros sí que se aprecia mucho movimiento. Allí, frente al nuevo y rompedor edificio del Parlamento, obra del arquitecto catalán (sí, catalán, ya ven) Enric Miralles, los técnicos de las televisiones internacionales ultiman los sets desde donde emitirán sus programas especiales. Hoy, todavía, la cosa está tranquila. Nuestros apellidos se les hacen impronunciables así que acabamos enseñándoles la txartela de EITB. La jefa de protocolo de Hollyrood nos entrega las acreditaciones en persona. El viernes, cuando se conozca el resultado, probablemente a la hora del desayuno, esto será otro cantar. Solo en el centro de datos hay acreditados más de 500 periodistas. “Los más insistentes son los japoneses”, nos dice nuestra anfitriona. “Llevan semanas pidiendo una entrevista con Alex Salmond. Les decimos que ahora no es posible…y vuelven a llamar”.

Remontamos la Royal Mile. En las ventanas de una casa particularDSC04474 leemos: “YOU YES YET” ( ¿Tú Todavía (votarías) SI?) El color rojo de los carteles delata la respuesta que espera quien los ha colocado.

Una última imagen.
Entre dos transitadas avenidas, un artista callejero, un funanbulista, camina sobre una cuerda a un par de metros sobre el suelo mientras toca el violín. A cada lado de su equipo de música luce la pegatina del YES. Actúa sin arnés y sin red. DSC04480Si se cae se puede hacer mucho daño pero él sonríe mientras los turistas y curiosos contienen la respiración. Como Escocia ante el resto del mundo a cuatro días de su cita con la Historia.

Publicado en Actualidad, Mis reportajes en ETB | Etiquetado , , | Deja un comentario

The Newsroom

Dice un amigo y colega que nadie sabe cuánto daño le hizo la serie “Lou Grant” al periodismo. Para los más jóvenes:  Lou Grant,   teleserie americana  ambientada en el periódico “Los Angeles Tribune”,  narra las vicisitudes personales y laborales de un grupo de incorruptibles y honestos periodistas. Se emitió a finales de los 70/principios de los 80  cuando solo había dos canales de televisión  y no hacía falta medir el share porque éste era 100% para TVE .  La audiencia media del prime time de Televisión Española era de 10 millones de espectadores. Eso un día tras otro. Y no hacía falta que muriese Chanquete o que Casillas detuviese un penalti. Si me permiten el sarcasmo, diez millones de personas viendo lo mismo todos los días no puede deparar nada bueno. Pero me estoy desviando del tema. Seguir leyendo

Publicado en Actualidad, Periodismo y política en Euskadi | Etiquetado , , | 2 comentarios

In memoriam

El sábado pasado murió Concha Chaos. Era la bibliotecaria de la primera biblioteca que pisé en mi vida, la infantil de la Plaza de la Constitución de Donostia. No quisiera parecer desafecto pero el nombre de Concha Chaos no tenía ningún significado especial para mí. Su mirada, en cambio, la tengo grabada en mi memoria con una deslumbrante nitidez, con la certeza de haber sido una de las referencias de mi infancia.

A comienzos de los 70,  en el primer piso del edificio que albergaba la  biblioteca municipal de San Sebastián,  cada domingo por la mañana se habilitaban unas salas para que los aficionados a la filatelia y numismática intercambiasen sellos y monedas antiguas. Mi aita solía llevarme allí.  Le encantaba. ¡Yo tenía 8 años y  me aburría como un hongo!

-¿Te aburres, Juancar?

-Un poco…

-¿Quieres subir a la biblioteca infantil? Al final de ese pasillo hay una escalera estrecha de madera…Es ahí.

-Vale…

En realidad me aburría tanto que si me hubiese propuesto salir de allí para escuchar una conferencia sobre la conquista de Albania también habría dicho que sí. De hecho no tenía muy claro qué era eso de “la biblioteca infantil” porque no existían bibliotecas infantiles en Gipuzkoa.  Aquella fue la primera. La pensó y puso en marcha Concha Chaos.

Aun a riesgo de que la memoria me traicione y mi imaginación haga el resto,  me veo a mi mismo saliendo de la sala donde mi padre trataba de encontrar un sello de trenes que, por alguna razón, buscaba con ahínco entre las colecciones de sus colegas. Voy dejando atrás el bullicio del regateo y las transacciones filatélicas y cruzo un pasillo flanqueado por tupidas cortinas marrones que parece no llevar a ninguna parte. El reojo de un bedel me hace dudar pero recuerdo las indicaciones de mi aita y sigo adelante.

Al fondo a la izquierda, efectivamente, asoma una escalera de madera estrecha y sumamente empinada. El pasamanos es de madera oscura, huele a cera de mueble viejo y esta cosido de diminutos agujeros de carcoma. Da un poco de miedo. Casi todos los escalones crujen cuando me apoyo. Llego hasta el descansillo pensando que alguien aparecerá en cualquier momento para reñirme por semejante escandalera.

La puerta es clara. No diría que blanca pero si notablemente más luminosa que la escalera que he dejado atrás y -por supuesto- que  las salas de los aficionados a los sellos cuyas voces han dejado de oírse. El silencio es total. La manilla, alargada, de metal bruñido y frío por lo que se ve está bien engrasada porque no hace ningún ruido al tirar de ella.

Cuando cruzo el umbral me doy cuenta de que hay muchísima luz. Luz natural que llena una amplia sala irregular, de techos altos y suelo de madera que cruje de nuevo  bajo mis pasos.  Voy entrando en la sala como un pequeño gladiador que pisase por primera vez la arena del Coliseo, desorientado, recorriendo con la mirada las estanterías llenas de libros pero  sin tener demasiado claro hacia donde debo encaminarme.

Bajo una de las ventanas, tras una mesa también de madera, la bibliotecaria me observa. Otros niños que han levantado la cabeza al verme entrar vuelven a sus lecturas. Alguno lo hace con estudiada indiferencia dejando claro que -a diferencia de mí- no es la primera vez que visita el lugar.

Me acerco a las estanterías y reconozco los lomos de una colección de famosas novelas ilustradas que tengo en casa. !Están todas! ¡La colección entera! Yo en casa solo tengo cuatro aunque he pedido otro tomo para mi cumpleaños. !Y están todos los de Asterix y Tintín! !Y los de Mortadelo y Filemón!!El sulfato atómico! !Magin, el Mago!

De repente noto que alguien escudriña mis gestos. La cabeza de la bibliotecaria sigue sobre el libro de su mesa pero por encima de la montura de sus gafas su mirada permanece fija en mi. Y entonces me sonríe. Solo un poco, lo justo. Es más… creo que no ha movido la boca. En realidad me ha sonreído solo con los ojos. Tampoco ha hablado pero he escuchado lo que me ha dicho con más claridad y verdad que la de mil palabras que hubiesen salido de sus labios.

“De acuerdo, bienvenido, veo que te gusta leer. Ya ves que aquí hay buena luz, tranquilidad y silencio, excepto cuando alguien se levanta y cruje el suelo. Disfruta de estos libros. Trátalos bien. Y respeta a los otros niños. Como ves aquí no hay más adultos que yo y no soy tu madre, de modo que no te diré lo que debes o no debes leer. Elige, pero elige bien. Me ha gustado que vengas, me gusta que los niños  vengan. Esto es para vosotros y es importante. Aquí aprenderás muchas cosas, desarrollarás tu imaginación y vivirás emociones.  Quédate el tiempo que quieras. Lo pasarás bien “, ha dicho sin hablar.  Entonces ha bajado la mirada y ha vuelto al silencio de su lectura.

Desde aquel día volví muchas veces a subir la escalera de la biblioteca infantil. Ella me saludaba con un inclinación de cabeza y yo le sonreía un poco al entrar. Alguna vez que leyendo a Mortadelo me daba la risa notaba su mirada severa pidiendo silencio pero en cierta ocasión la sorprendí esbozando una mueca de complicidad.

No recuerdo cuando dejé de ir. Simplemente crecí. Años más tarde, ya adulto,  me crucé con ella en alguna ocasión por Donostia. La miré pero no me devolvió la mirada, aquella mirada.  Imagino que la guardaba para los niños de 8 años que entraban por primera vez en una biblioteca.

Nadie muere del todo si alguien lo recuerda. Gracias por todo, Concha Chaos. Lux aeterna.

P.S: En el año 2007 Concha Chaos recibió la medalla al mérito ciudadano de San Sebastián por su labor como impulsora primero de la biblioteca infantil y después de las bebetecas, espacios de lectura para niños y niñas de hasta 4 años acompañados de sus padres y madres. Espacios de los que yo mismo y otros tantos donostiarras hemos disfrutado con nuestros hijos. En su discurso de agradecimiento por el galardón Concha Chaos aprovechó para pedir a los políticos “una buena biblioteca central, atractiva, moderna e innovadora, que haga que otras ciudades europeas vengan a Donostia a tomar ejemplo”. Seguramente habría sido un buen proyecto por el que apostar como capital europea de la Cultura 2016. Lástima que Concha ya no esté aquí para proponerlo ella misma. Le habría bastado con mirar fijamente a los ojos.

 

 

 

Publicado en Actualidad, Tonterias importantes | Etiquetado , | 12 comentarios