Ah…va a ser eso.

Escribo con cierta urgencia sobre la programación de la candidatura de Donostia-San Sebastián a la Capitalidad Europea de la Cultura 2016 ( ¡Dios mio, cuántas mayúsculas y qué poca certeza de que todas sean correctas¡) Urgencia -digo- porque dentro de pocas horas se conocerá el fallo del jurado y no quisiera parecer ventajista.

Aunque haré alguna referencia a las formas, me centro en los contenidos y evito deliberadamente los planteamientos de fondo. Sobre ellos ya ha escrito estupendamente Alberto Moyano en su blog . Hoy mismo aporta media docena de argumentos incontestables para explicar que hoy ganaremos de calle si realmente el jurado va a valorar-premiar aquellas ciudades-sociedades que enfocan la Capitalidad a la superación de sus traumas internos .

De entrada confieso -como ya han hecho otros- que en este asunto me siento inseguro como si tratase de vadear un lodazal sin el calzado adecuado y tratando de no mancharme demasiado los zapatos.  Desde que ayer leí el programa me he debatido entre la certeza de que mi conocimiento del tema es insuficiente y la intuición de que hay partes del programa que no aguantan un mínimo contraste crítico con el más elemental sentido común. Que usted, lector, esté leyendo  estas lineas evidencia que la balanza se ha inclinado hacia la segunda opción.

Lo primero que me ha preocupado, más aún, molestado, es el haber tenido que leer tres veces Propuesta de Candidatura 2016-Programa para empezar a entender algo. Mal asunto. Estoy acostumbrado a analizar documentos, informes, notas de prensa, en definitiva, mensajes…y a sintetizarlos. Después de tres lecturas del documento ahora mismo sería incapaz de hacer una síntesis del mismo.

-Oiga, es que el documento en sí es una síntesis. No se puede sintetizar más.

-Ah…va a ser eso.

Por tanto, lector, no hay otra manera de explicar el proyecto y sus contenidos que leyendo las 55 páginas del mismo.  Y llegados a este punto se me ocurren tres posibilidades:

-El proyecto es demasiado complejo.

-Yo soy demasiado simple.

-El proyecto es demasiado complejo y yo soy demasiado simple.

Como todavía no me he decantado por ninguna de las tres opciones, sigo adelante aunque sin quitarme de la cabeza la idea de que en un proyecto de “olas de energía ciudadana” y “participación ciudadana” estas complejidades resultan bastante incompatibles con las preocupaciones y actitudes de la inmensa mayoría del personal. O dicho de otro modo:¿ cuántos raros como yo cree la oficina de la candidatura que se van a leer los 56 folios de la propuesta? 

-Ni falta que hace, oiga usted, que en muchísimas actividades de su vida cotidiana el personal tampoco se para a pensar lo que está haciendo y no por eso deja de hacerlo.

-Ah…va a ser eso.

Así que desde la perplejidad y desazón que me produce bucear entre ideas y propuestas que no acabo de entender, trufadas de complejas reflexiones ( “el ruido como señal de progreso”  pag 39 20110627_capitalidad) e improbables afirmaciones (véase la descripción de la llegada de miles de embarcaciones a Donostia en la pagina 7 e imagínese la cara del responsable de seguridad de Salvamento Marítimo) avanzo hacia las propuestas concretas.

 Yo he  encontrado buenas ideas e interesantes actividades culturales y sociales (cadenas humanas por la reconciliación, encuentros de expertos en resolución de conflictos, e propio festival Rompeolas)  junto a otras -en mi opinión o para mi gusto- menos brillantes. Mis gustos u opiniones no valen más que los de cualquier otro ciudadano, así que por qué no aceptar que a alguien le motive más el Día del Txikitero (11 de octubre del 2016. Pag 38) que la representación al aire libre de “El sueño de una noche de verano” de Shakespeare (pag 39) . Esa no es la cuestión. Lo que de verdad me ha escandalizado son las cantidades presupuestadas para desarrollar algunas de las actividades. 

Oigan…¿550.000 euros, unos 90 millones de pesetas, para hacer un pastiche multimedia en distintas lenguas de “Alicia en el Pais de las Maravillas” ? Me dan ganas de decir aquello de “usted me da la pasta y ya lo hago yo”.  ¿450.000 euros para un programa de aprendizaje de palabras y frases básicas en otros idiomas en la parada del autobús, el parque o la cola del super? ¿Estamos chalaos?

Puedo estar equivocado. Puedo estar muy equivocado. Las personas que han trabajado en esta propuesta son expertos en gestión cultural y tienen  muchísimo mas criterio que yo para hablar sobre este asunto. Es muy fácil criticar desde la barrera y sin haber pasado horas y horas reflexionando sobre la cultura urbana, la ciudad, la ciudadanía, los valores, los agentes, etc… Por supuesto que sí, pero ¿qué hago yo con la insoportable sensación de que la retórica y el contenido de algunas de las propuestas son como aquel suntuoso traje del Emperador que la Corte aplaudía mientras el susodicho se paseaba en ropa interior?

-Es que usted es muy escéptico y además peligrosamente conservador. Y no tiene ni idea de todo esto

-Ah,…va a ser eso.

Y que nadie se equivoque : ojalá ganemos.  Lo deseo por puro interés materialista porque ahí le veo el encaje real a esta descomunal operación de marketing. Y si no ganamos, confió en que se aprovechen las propuestas e ideas que realmente merecen la pena.

Anuncios

Acerca de JUAN CARLOS ETXEBERRIA

Periodista vasco. Trabajo actualmente en los servicios informativos de Euskal Telebista (ETB) elaborando reportajes para los informativos Gaur Egun y Teleberri
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Ah…va a ser eso.

  1. Xabi L. dijo:

    Es usted demasiado simple y además, una simplicidad que seguro cambiaría si se tratase de Bilbao 2016… Siempre igual…

  2. Pingback: ¡Marchando una de betabloqueantes en terraza! | Loveof74

  3. Pingback: No parece que guste mucho que San Sebastián sea la Capital Europea de la Cultura en el 2016 - Pedradas

  4. visitante dijo:

    Buenas. Mira, yo no me entero de nada. Estoy pensando hasta si soy idiota. Me gustaria hacer una pregunta muy simple que espero que sepas responderme:

    Esto de la capitalidad europea de la Cultura, va a costar dinero público o va atraer inversiones de fuera?

    Muchas gracias.

    • La capitalidad europea ya ha costado dinero público. Desde hace 3 años un grupo de profesionales de la gestión cultural, la comunicación y otros ambitos trabaja en este proyecto. Imagino que ahora ese equipo se ampliará. A esas personas, que yo sepa, se les paga con dinero público. Luego están las entidades y empresas colaboradoras/patrocinadoras que puedes ver en esta web

      http://www.sansebastian2016.eu/web/guest/colabora/patrocinadores

      Kutxa, EITB, Euskaltel, FCC, El Diario Vasco etc… no sé si aportan capital pero sí apoyo y cobertura. Asi que, efectivamente la capitalidad ha costado y va a seguir costando (ahora más) dinero público.

      Respecto a si atraerá inversiones, lo desconozco. No lo veo probable en el caso de empresas extranjeras porque la capitalidad dura un año. ¿Alguien va a invertir en una ciudad para un año? Cosa muy diferente ( y ahí esta el verdadero valor, interés o ventaja, llamalo como quieras, se ser Capital Cultural) es que la ciudad aproveche ese acontecimiento para ponerse en el escaparate , para dinamizarse, para crecer o mejorar sus infaestructuras culturales y para atraer miradas que, sí, pueden ( o no) traducirse en inversiones. Por ponerte un ejemplo, imaginemos -no es el caso- que hubiese que construir un auditorio… Si la empresa constructora, el arquitecto y quienes concursan para hacerse con la concesion de la obra saben que en 2016 la ciudad va a ser referente cultural europeo, va a salir en revistas o TV de toda Europa, va a atraer a cientos de miles de turistas…pues es probable que se esfuercen muy mucho en ganar el concurso y construir el edificio presentando un gran proyecto a un buen precio. Eso, evidentemente, no es una inversion directa pero si, podríamos decir, indirecta…y es bueno para la ciudad.

      Pero esto que te comento es pura especulación y además es muy dificil de valorar. ¿Es Donostia una ciudad desconocida? No. ¿Lo son Liverpool o Estambul? De ningún modo, pero si ambas ciudades pugnaron en su momento ( y ganaron) será por algo. Para mí es una estupenda oportunidad de vender Donostia, pero al final tienen que cuadrar las cuentas y ahí va a haber un problema a la hora de valorar si el dinero gastado revierte en beneficios para todos los ciudadanos ( y no solo para algunos) . El proyecto -creo- rtiene un presupueto de 90 millones de euros. Por ahí he leido que las instituciones europeas, con la designación oficial, aportan 1,5 millones de euros e imagino que habrá más fondos comunitarios. En resumen, no creo (eso espero) que sea un mal negocio, pero, como decía en el post, repal asando el programa hay actividades que me parecen terriblemente caras sobre el papel para el aporte cultural y social que supuestamente ofrecen.

  5. Edu Araujo dijo:

    Llego tarde a esta entrada, pero el asunto sigue burbujeante en el puchero que, intuyo, hervirá a fuego lento hasta el mismo 2016, visto como se lo han tomado algunos.¡Muy buena síntesis! 🙂 Soy uno de esos ciudadanos incapaz de leer los tropecientos folios del “pograma” (ni tiempo ni ganas, seamos sinceros) pero suscribo tus comentarios y preguntas. ¡Ojalá se cumplan los buenos propósitos y haya más eficacia que despilfarro!. Tú sigue la pista y déjanos leer tus síntesis (fotocopiar tus apuntes, vamos!).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s