Capítulo 26. 31 de diciembre de 2008.

El comienzo del curso 2008-2009 nos trajo otra novedad. Joseba Iriondo había dejado Gaur Egun 1 para irse a la BBK en noviembre de 2007 y desde entonces Maribel Aizarna se había encargado de conducir en solitario el que sin lugar a dudas es el informativo más complicado de la cadena. Durante más de 10 años he visto a los compañeros que han ocupado ese puesto entrar al estudio como los cristianos  al foso de los leones, esto es, con mucho que perder y poco que ganar y teniendo que encomendarse a lo sobrenatural para sobrevivir. Además de emitirse 60 minutos antes –una eternidad- el Gaur Egun ha sido tantas y tantas veces el banco de pruebas del Teleberri que tengo que confesar mi profunda admiración y hasta gratitud por todos los que han ido desempeñando ese puesto en ETB.

La novedad en Gaur Egun fue la incorporación de Xabier Usabiaga como pareja televisiva de Maribel Aizarna. A Xabier todos lo conocíamos como presentador de deportes y como comentarista de ciclismo  pero en las conversaciones informales que habíamos tenido en maquillaje o en los pasillos de Iurreta él ya me había demostrado mucho interés por los temas de actualidad general. Y no sólo interés,  también conocimiento.

Xabier vivió un estreno en informativos que no olvidará. No fue exactamente su primer día pero casi porque su periodo de rodaje se terminó repentinamente con  una de las más gordas que un servidor ha vivido en sus 19 años de profesional en televisión: el atentado contra la nueva sede de EITB, edificio que albergaba también las corresponsalías de Onda Cero , Deia, El Mundo o Antena 3.

No era la primera vez que nos veíamos en una de esas. La tarde del 28 de abril de 1997 tuvimos que desalojar Iurreta  porque tres tubos lanzagranadas de ETA con otros tantos proyectiles “JoTaKe” apuntaban a nuestra redacción y al contiguo cuartel de la Ertzaintza. Salimos al parking dejando el informativo empantanado y a los compañeros de las corresponsalías llamando como locos  sin poder creer que en plena hora punta del informativo nadie les cogiese el teléfono.  Pasados unos 40 minutos de desconcierto nos dijeron que volviésemos  a entrar, que no pasaba nada. Unos linces los ertzainas que rastrearon la zona, oigan, porque los lanzagranadas  existían pero no los encontraron. Cuando, por fin, aparecieron los proyectiles nos aseguraron que no habíamos corrido peligro porque el mecanismo de ignición estaba dañado. Vaya usted a saber. Pudo ser la ignición o  que se  embotó el cilindro madre o que  no giró el cigüeñal o que la trócola del tubo se agarrotó en la junta de culata…qué más da. Miren,  si  en un taller mecánico o una tienda de informática te pueden contar cualquier milonga y no te queda más remedio que tragártela, imagínense la cantidad de trolas que te puede meter un artificiero que tiene que justificar que sus compañeros no hayan encontrado lo que tenían que encontrar. No tengo ni idea de  por qué no se dispararon los lanzagranadas pero  lo más probable, -es pura especulación-  es los que los colocaron solo quisieron asustar. Y la verdad es que lo consiguieron. Sobre otros “recados” epistolares más personalizados y apariciones en publicaciones poco recomendable que en su día hubo, prefiero no hablar. Esos no asustaban, esos daban miedo. Mucho miedo.

Vuelvo al 31 de diciembre del 2008. En esas fechas normalmente los presentadores nos turnábamos. Xavier y yo habíamos librado en Nochebuena y Navidad así que nuestras respectivas “parejas de hecho”, Esti y Maribel,  cogieron libre Nochevieja y Año Nuevo. Suelen ser jornadas  tranquilas y llenas de tópicos en lo informativo así que llegué a Bilbao tranquila y cómodamente sentado en mi autobús de linea SS-Bilbao a eso de las 10 de la mañana.  Nada más acercarme al hall de EITB me encontré de bruces con una oleada de gente que bajaba apresuradamente por lar largas y empinadas escaleras mecánicas del nuevo y flamante edificio. Había aviso de bomba. La Ertzaintza estaba acordonando la zona.

Esta vez la Ertzaintza tenía pocas dudas sobre el alcance real de la amenaza. El nerviosismo de los policías les delataba. Me ha tocado estar en bastantes situaciones parecidas y aquel día tuve muy claro  de que la cosa iba en serio. Había voces, carreras, cuchicheos entre agentes y miradas de auténtica preocupación que presagiaban lo que iba a ocurrir. El coche bomba estaba aparcado sobre la acera de uno de los laterales del edificio. Se había recibido una llamada en nombre de ETA describiendo el vehículo con total precisión y avisando de que iba a  hacer explosión en una hora.

 La mayoría de los trabajadores de ETB nos juntamos en la estación de autobuses de Termibús. Allí me encontré con Carmen Baroja que justo ese día sustituía a la editora titular. Carmen agrandaba  así su ya glosada leyenda de ser la editora que más marrones se ha comido en la historia de ETB.  Al cabo de 15 minutos nos pidieron a gritos que nos alejásemos hasta la calle Sabino Arana, una de las principales arterias de entrada a la ciudad que discurre a unos 500 metros de ETB.

Las ventajas de ser un rostro conocido las disfruta uno en este tipo de situaciones. Me adelanté unos 200 metros al cordón de seguridad casi hasta casi regresar a la entrada de Termibús Allí estaba Luis Calabor,  fotógrafo freelance que publica principalmente El Correo y que suele tener carta blanca (o casi) para moverse en este tipo de escenarios. Un ertzaina se me acercó con intención de echarme pero le inidiqué por gestos que no iba a aproximarme más,  me reconoció y me dejó quedarme junto a Luis. Nos colocamos junto a unos contenedores de basura, muy cerca de la parada del tranvía de San Mames y esperamos.

 A las 11, a la hora anunciada, el coche bomba reventó.

Pasaron no menos de 5 minutos hasta que se despejó el humo. La policía todavía no dejaba acercarse así que  después de haber tratado sin éxito que algún ertzaina me contase cómo había quedado todo por dentro, retrocedí  hasta el punto en el que estaban  los demás compañeros. Allí estaba también  Bingen Zupiria y el resto de la dirección de ETB,  todos estaban pegados al teléfono. Seguíamos a más de 500 metros del edificio y nadie nos contaba qué daños habían sufrido las instalaciones. La prioridad, una vez  confirmado que no había daños personales de ningún tipo, era saber si íbamos a poder hacer el informativo. A eso de las 12 Bingen nos dijo a Xavier y a mí.

-Os vais a Donostia, a Miramón. Vamos a intentar salir (emitir) desde allí.  Llevaros dos realizadores. Que producción avise a vestuario y maquillaje. ¿Tenéis coche?

        -Yo he venido en autobús…

-Yo tengo el coche aquí mismo. No me había dado tiempo ni a entrar en el parking de ETB.

-Pues menos mal, porque está acordonado y precintado. Venga, marchad.

 Se vinieron con nosotros Amaia Beitia, la realizadora de Teleberri 1 y su ayudante Ixone Serrano. Arrancamos como si fuéramos Starsky y Hutch. Los de mi generación me entenderán.  El BMW de Xavier tenía sus años pero tiraba como un cohete. Mientras él conducía íbamos recabando información a través de la radio y las llamadas  para hacernos una idea de lo que íbamos a tener que contar desde Miramón.

        -Xabier, suave, mesedez

        -Tranqui, Juancar, que controlo.

Xabier subía el alto de Itziar a una velocidad que no desvelaré para evitarle una importante perdida de puntos en su carnet, cuando sonó el teléfono. Cogí yo.

        -Parad

        -¿Qué?

-Que paréis. Parece que todos los equipos de Bilbao funcionan y que podemos emitir desde aquí. El problema es que todavía falta la confirmación definitiva. Hasta que no llegue no nos podemos arriesgar a haceros volver así que parad en la próxima gasolinera y esperad una llamada.

-Ok. Xavier, para que igual tenemos que dar la vuelta

-No jodas.

Paramos en la gasolinera del alto de Itziar. Silencio en el coche. Algún chiste para tratar de aliviar la tensión, con nulo éxito, claro. Pasaban los minutos y no llamaban. A eso de las 12:30, por fin, el teléfono

        -Volveros  a toda ostia

        -Vale

El viaje de ida iba a quedar en un juego de niños en comparación con el de vuelta. Las curvas de la A-8 a la altura de  Elgoibar-Eibar y la de salida del túnel de Zaldibar todavía las tengo grabadas en la memoria.

        -Xabier, voy acojonao..

        -Tranqui, Juancar, que controlo

Dejé de mirar a la carretera y me dediqué a escribir lo que iba a ser el arranque del Teleberri hasta que a la altura de Amorebieta…

        -Mierda

        -¿Qué pasa?

-El coche. Esta muy caliente. No baja la temperatura.

-Levanta un poco el pie, que vas a toda caña ; a ver si así baja.

Aquello no bajaba

        -Xabier, te vas a cargar el coche

        -Yo creo que llegamos

        -Para, coño. Para en la gasolinera de Amorebieta.

Eran las 13:10

Paramos, abrimos el capo y vimos un tubo suelto

        -Esto de donde coño es

        -Ni puta idea

        -Voy a preguntar si hay algún mecánico

Ni lo había ni se le esperaba y los dos camioneros portugueses que repostaban en ese momento de camiones sabrían un rato, pero de coches y de castellano ni idea y eso que estaba claro que aquel manguito suelto que goteaba era el causante del calentón del coche. Dónde había que insertarlo…that was the question.

No había otra. Llamamos a Bilbao.

-No os lo vais a creer. El coche de Xavier se acaba de morir. Estamos en la gasolinera de Amorebieta. Mandadnos un taxi cagando leches. ¿Allí funciona todo?

-Sí, sí…¿pero llegáis?

-No sé.

Eran las 13:25. Faltaba media hora para el Gaur Egun. Comentamos en voz alta que lo mas importante en aquel momento era mantenernos serenos para que llegado el momento -si es que llegaba- pudiésemos aguantar el tipo ante la cámara. Sinceramente,  ni nosotros mismos nos creíamos lo que estábamos diciendo.

Por fin llegó el taxi y salimos, otra vez disparados,  hacia Bilbao. Eran las 13:40 cuando empezamos a bajar la calle Sabino Arana. Todos los accesos a la sede de ETB permanecían cortados. Dejamos el taxi y salimos corriendo por mitad de la calle siguiendo las vías del tranvía.  Estábamos a 200 metros del edificio.

        -Eh, ustedes. ¿A dónde van?

Un policía municipal que, claramente,  no veía ETB. Ni la ETB-1 ni ETB-2. Desde luego, los informativos, no.

-Vamos a ETB. Somos los presentadores de los informativos.

-Pues por aquí no pueden pasar.

-Oye, no me jodas. Tenemos que pasar

-Por aquí no. Por aquí no pasáis.

Juro que si tengo un lanzallamas lo dejo como un pintxo moruno

        -Xabier, vamos por la estación de autobuses

Evidenciando una lamentable forma física seguimos corriendo calle arriba hasta llegar a una nueva zona acordonada. Estábamos a 100 metros de la tele.

        -Eh, ¿a dónde van?.

        -A tomar por el culo, Xavier. Tira pa’lante.

Esta vez no cometimos el error de pararnos a parlamentar. Para cuando se nos acerco el ertzaina ya estábamos enfilando la puerta.

-Eh, que en ETB no se puede entrar.

        -Ya , ya…no se preocupe.

Xavier esprintó y se adelantó por las escaleras mecánicas que estaban paradas. Joder, ¿han probado alguna vez a subir a la carrera una escalera mecánica parada? ¡Los escalones son altísimos¡

 Eran las 13:52. Cuando entré en el vestuario sin aliento Xavier se estaba terminando de cambiar pero ni él ni yo habíamos recuperado el resuello. Yo sólo alcance a decirle:

        -Venga, sobre todo tranquilo. Sorte on.

13:55. En un minuto, como en los boxes  de F-1, maquillaron a Xavier, lo llevaron  al estudio de Gaur Egun y le pusieron un guión o algo parecido en la mano. No tuvo tiempo material de leerlo. A las 14:00  estaba en el aire, contando a quien quisiera escucharle que tres horas antes, a menos de 30 metros de donde él se encontraba, un coche bomba cargado con 100 kilos de explosivo había destrozado parte de la redacción de informativos de ETB.

Yo veía a Xavier en el monitor, le escuchaba y  pensaba en el BMW, pensaba en la carrera que nos acabábamos de pegar, pensaba en los cristales rotos que habíamos pisado y los hierros retorcidos que habíamos visto al entrar en la sede… y sólo me salían cuatro palabras:

        -Con dos cojones, Xavier.

Me crucé con él cuando salió del estudio. Yo me dirigía a maquillaje para entrar en Teleberri. Le hice un gesto  con el pulgar hacia arriba en señal de aprobación y él negó con la cabeza. Estaba destrozado por la tensión. Creo que no se daba cuenta de que lo que acababa de hacer era toda una hazaña al alcance de muy pocos profesionales. Ese día se doctoró en informativos.

Todo lo que he contado hasta este instante permanecía fresco en mi memoria pero confieso que he tenido que volver a ver el video del Teleberri de aquel día para recordar cómo arrancó el informativo. No soy consciente de haberme maquillado, ni de haber recogido el guión, ni de haberme colocado el micro. No recordaba ni una sola frase de lo que dije pero  ahora que he vuelto a verlo quiero decir que me siento enormemente orgulloso de este comienzo de informativo.

Hay poco más que añadir.  Aquel 31 de diciembre del 2008 la redacción de ETB,  esa redacción en la que  “la izquierda mas radical campaba a sus anchas” , esa redacción que “era una rémora en la deslegitimación del terrorismo” , esa redacción “que daba bola a ETA” , esa redacción a la que “le faltaba elevar el tono de la pedagogía democrática” (pueden ustedes consultar vía Google las diversas autorías de los entrecomillados)…esa redacción sacó adelante dos informativos de 40 minutos entre cristales rotos y bomberos, entre políticos que acudían a estrechar manos y compañeros periodistas de otros medios que se perdían por los pasillos buscando a testigos de todo aquello; dos informativos –en mi opinión- impecables. Cuando revivo la rabia, la tristeza, la tensión y el miedo de aquel día y vuelvo a ver el informativo apenas puedo creer que fuésemos capaces de hacerlo. Fue un honor ser el rostro del Teleberri aquel día. Y  a nivel personal la despedida que medio redacté medio improvise aquel 31 de diciembre es uno de los momentos de los que mas orgulloso me siento de toda mi trayectoria profesional. Aquí os la dejo.

Y así acaba también el relato propiamente dicho de “2000 Teleberris” . Habrá un último capítulo pero lo reservo para algo más divertido.

Anuncios

Acerca de JUAN CARLOS ETXEBERRIA

Periodista vasco. Trabajo actualmente en los servicios informativos de Euskal Telebista (ETB) elaborando reportajes para los informativos Gaur Egun y Teleberri
Esta entrada fue publicada en 2000 Teleberris, teleberri y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a Capítulo 26. 31 de diciembre de 2008.

  1. Jose dijo:

    ¡Aupa, Poto! ¡Un relato vibrante! ¡Un magnífico cierre para 2000 Teleberris!
    Ya tenemos tu visión de ese pedacito de historia en blanco sobre negro.
    Si no nos vemos Feliz año nuevo.

  2. Rafa Aguilera dijo:

    Gracias, Poto!
    Leo cosas que sé, releo entre líneas otras que nunca hubiera querido saber; siento hoy la misma rabia que entonces por culpa de los mismos y, sobre todo, confieso mi orgullo por haber tenido la ocasión de compartir contigo 2.000 teleberris y algo más, que para mi
    es mucho más importante.

    Sigo atento porque me queda mucho que aorender.

  3. Pingback: Tweets that mention Capítulo 26. 31 de diciembre de 2008. | Once upon a time in the web -- Topsy.com

  4. Edu Araujo dijo:

    ¿Qué decir? Entonces y ahora vuestro trabajo habla por vosotros. Ni los unos ni los otros lo entenderán nunca.
    Por cierto, y entono más trivial: va quedando claro con cada crónica que para entrar en la redacción de informativos de ETB habría que superar unas pruebas físicas que ni los bomberos del calendario o los artificieros de la Ertzaintza!

    Urteberri on zuri eta EITBko langile guztioi!!

  5. eneko dijo:

    ederra bezain zuzen eta egokia, juan carlos

    urte berri on!!

  6. Rexi dijo:

    Juancar, ese día se vió quienes llevamos sangre de txori corriendo por las venas. Eskerrik asko.

  7. Maitane dijo:

    Erreala, zuzena, egokia, … eta zergaitik ez esan, baita hunkigarria be… Egun horretan pentsamentu asko etorri jatazan burura, baina bat izan zan nagusi: EITBko langileen PROFESIONALTASUNA.

    Benetan bikaina izan zan egun horretako Teleberrian egindako kronika, eta baita be zuen jarrera eta profesionaltasuna.

    Eskerrik asko Juan Carlos egun horretan eta beste hainbestetan egindako lanagaitik.
    Eskerrik asko eta Zorionak.

    ZORIONAK eta URTE BARRI ON!
    Maitane

  8. Estefanía dijo:

    Zorionak. Una crónica trepidante que probablemente hubiese querido firmar algún guionista de cine. Aquel día saber que la tierra seguía girando contribuyó a calmar la angustia de muchos, muchas, mientras vosotros (quienes dáis la cara, quienes dan la voz, quienes escriben textos, quienes ordenan la documentación, quienes buscan fuentes…) os tuvisteis que tragar la vuestra para seguir haciendo vuestro trabajo. Excelente trabajo, excelente entrada. Y una lástima que hayas anunciado que esto se termina. Un abrazo, zorionak eta urte berri on!

  9. Xabier dijo:

    Un genio Juancar. Una memoria prodigiosa, humor e ironia en su justa medida, y sobre todo una descripción veraz y exacta de lo ocurrido. Todo un ejemplo de periodismo. No me gusta el peloteo pero me gusta menos no reconocer las virtudes de quien se lo merece.
    Por cierto, la has liado buena tengo a dos patrullas de la Ertzantza delante de casa queriendo revisar el cuenta kilómetros del coche jajajajajajaajaj.
    Besarkada bat eta segi eredu izaten.

  10. laida dijo:

    El final fue más que brillante, juancar. Sk asko por hacernos reflexionar sobre la profesión, la profesionalidad, la dignidad…….. Muxu bat eta Urte Berri On!

  11. Igor dijo:

    Jode, Juan Carlos…guztiz hunkiturik. Ez dago besterik esaterik: ESKERRIK ASKO!!!

  12. German dijo:

    Chapeu por los profesionales de ETB y su determinación para sacar adelante sus informativos en unas condiciones tan difíciles. Es increible que gente que ha pasado por esos malos tragos tenga que oir determinados comentarios poniendo en duda su profesionalidad.

  13. Mikel S. dijo:

    Poco más que añadir que no hayan dicho ya. Por cierto que fue del coche de Xabier, ¿allí en la autopista murió? Impresionante relato e impresionante el inicio del Teleberri 1 de aquel día, asique no me imagino el Gaur Egin 1 de aquel día. Zorionak eta Uerte berri on!!!

  14. La verdad es que lo hicisteis de puta madre. Y vistas las circunstancias, mejor todavía. Yo estuve allí aquel día. Era y soy, como sabes, miembro del Consejo de Redacción. Por allí pasó Antonio Basagoiti.
    Meses después no me quitaba de la cabeza las imágenes de la explosión cuando salió con lo de la bola a ETA. Era grave. Pero tan grave como aquello fue que los representantes socialistas en el Consejo (no así los populares) tratasen, por todos los medios (dialécticos y reglamentarios, se entiende), de que no se votase una propuesta que presenté para que el Consejo denunciase aquella acusación tan lacerante. En fin… Es lo que había y lo que hay. Asesinatos al margen, aquella bomba y la actitud de Basagoiti y los socialistas del Consejo meses después, son de las cosas más tristes que recuerdo de la década pasada.
    Saludos y ten un buen año.

    • Gracias e igualmente ( lo del buen año). Yo, lo digo con total sinceridad, creo que fue entonces (en los meses que fueron del atentado a las elecciones) cuando empezó a fraguarse el problemón que tenemos ahora en EITB. Por supuesto que la empresa siempre ha tenido un peso en la politica vasca y que no pocas veces se ha utilizado de manera partidaria pero fue entonces ( tengo la impresion que de un dia para otro) cuando alguien decidió que mas que como medio de comunicación ETB podia ser util como medio de confrontacion. Y asi nos va. Hagamos lo que hagamos los que estamos dentro seguiremos siendo una herramienta de desgaste entre gobierno vasco y oposición hasta que alguien tenga el suficiente valor y capacidad como para terminar con esta dinamica perversa devolviendonos a una posicion de la que nunca nos debieron sacar, la de un medio publico que aspire a informar y entretener con calidad y profesionalidad a un numero de ciudadanos cada día mayor y no solo a aquellos que apoyan simpatizan con el gobierno vasco de turno. Y esto ultimo me parece tremendamente importante a tener en cuenta para cuando el nacionalismo vasco vuelva a gobernar.

  15. Errata: Consejo de Administración, claro, no de redacción (en qué estaría yo pensando) 😉

  16. Añado a este post en forma de comentario el siguiente enlace :
    http://www.slideshare.net/slideshow/embed_code/8237225
    Corresponde a un informe con los detalles del plan de evacuación de aquel día; aporta muchos datos que yo desconocía y que tal vez interesen al lector .

  17. Pingback: Muy personal | Once upon a time in the web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s