Capítulo 22. A su manera.

El 2005 fue un año marcado por la esperanza del proceso de paz en Euskadi pero también por las elecciones autonómicas del mes de abril. La izquierda abertzale concurrió a los comicios bajo la marca EHAK y el fiscal general del estado Cándido Conde Pumpido se convirtió en uno de mis personajes favoritos. Tengo que confesar que a fecha de hoy sigo siendo fan.

La hemeroteca política es cruel y despiadada con todos  y quién más quién menos ha enmendado alguna vez sus propias palabras con un  “Diego” donde dijo “digo”, pero lo de Conde-Pumpido…

El fiscal general se tiró toda la campaña y precampaña electoral del 2005  explicando que “no tenía pruebas de la vinculación de la ilegalizada Batasuna con las listas electorales de EHAK”. Cada vez que Pumpido soltaba una perla de las suyas yo me acercaba a nuestro jefe de política Iñigo Herce y le proponía (¡en broma, oigan¡) salir en Teleberri con una camiseta que pusiese  “Cándido, eres un lince”. Nunca me dejó. Y tampoco conseguí que me permitiese añadir a las informaciones  relacionadas con EHAK una coletilla del tipo  “información patrocinada por Ópticas Pumpido”. En fin,  hay gente que no tiene sentido del humor.

Ahora en serio. Adjunto la memoria de actividades del Ministerio del Interior correspondiente al mes de abril del 2005. Lean y juzguen ustedes mismos si Conde Pumpido es o no es un cachondo. También, de paso, pueden juzgar si la separación de poderes en España es o no es un cachondeo (sí, ya sé que al Fiscal General del Estado lo nombra el gobierno, pero si no me equivoco el ministerio fiscal depende orgánicamente del Consejo General del Poder Judicial). Como podrán comprobar en un somero repaso a ese documento, mientras  el fiscal seguía buscando indicios que apuntasen a algún tipo de relación entre Batasuna y PCTV/EHAK la policía detenía a militantes de Batasuna que hacían pintadas a favor de esas siglas, Otegi pedía el voto para ellos y el día de las elecciones los interventores de la izquierda abertzale se sentaban en las mesas velando por los legítimos intereses de EHAK. Todo un sabueso el Fiscal General aunque terminó por encontrar indicios…tres años más tarde…cuando la tregua, el proceso de paz o como ustedes quieran llamarlo ya estaba finiquitado. Recientemente ha vuelto a sembrar el desconcierto con algunas de sus declaraciones pero que nadie se preocupe.  Parafraseando al maestro Groucho Marx, el fiscal podrá decir aquello de “esta es mi opinión jurídica al respecto, y si no le gusta…no se preocupe…tengo otra”       

¡Ay, me puede la actualidad¡ Ese no es el ámbito de “2000 Teleberris”. ¡No caeré en la tentación! ¡Aléjate de mí, Cándido!

Vuelvo al 2005. Como decía, la cita electoral de abril condicionó durante muchos meses la agenda informativa vasca. Del sprint final de la campaña recuerdo especialmente las entrevistas a los candidatos a Lehendakari que hicimos conjuntamente Esti y yo. Pasaron por el Estudio 11 de Iurreta Javier Madrazo, María San Gil, Patxi Lopez y Juan Jose Ibarretxe. Como ni Aralar ni EHAK habían concurrido a los anteriores comicios no tuvieron presencia ni en los debates ni en las entrevistas. Ejem…todo un ejemplo de pluralismo por parte de una televisión pública. El más que cuestionable criterio – que yo sepa- no ha sido modificado por el actual Consejo de Administración de EITB. Dentro de unos meses tendremos ocasión de comprobarlo con motivo de las elecciones municipales

Entre las que sí nos dejaron hacer rescato dos entrevistas: la que realizamos con el actual Lehendakari y la de su predecesor. 

Patxi Lopez llegó a Iurreta con el tiempo justo, entre acto y acto de campaña. Mientras nos sentábamos hizo media docena de comentarios de los que nunca hay que hacer con un micro en la solapa y menos en un estudio de televisión;  los comentarios que me los guardo y quiero pensar que la vieja lección de que  la mujer del Cesar además de ser honrada tiene que parecerlo ya la tendrá aprendida a estas alturas.

La entrevista no deparó nada extraordinario Sí recuerdo una pregunta  que le pilló por sorpresa. Se quedó mudo unas décimas de segundo y salió como pudo diciéndonos  “esa es buena”. No vayan a creer que tengo memoria selectiva, es que  el “clip” de “esa es buena” todavía  lo  usan los chicos de Vaya Semanita en sus montajes. También recuerdo que le preguntamos, ya que se presentaba a Lehendakari, si pensaba que era necesario saber euskera para ocupar ese cargo. Nos dijo que sí y que lo estaba aprendiendo. En ello sigue. Es un idioma muy difícil, ¿saben?

Y la de Ibarretxe…Pues llegó, nos estrecho la mano a todos  y cada uno de los que estábamos en el estudio, (presentadores, cámaras, técnicos, regidora…sólo le faltó saludar a los focos) y demostró que traía el discurso bien aprendido. También él tuvo un momento de apuro en las preguntas finales. Pedíamos respuestas muy breves a cuestiones más personales:  

          -Señor Ibarretxe, díganos algo de la vida cotidiana que le irrite o le moleste aunque no sea nada terrible…algo que tal vez a otra persona no le parezca imperdonable pero que a usted le perturbe…

En la preparación de la entrevista habíamos especulado con la posible respuesta;  la impuntualidad, las migas en el mantel, la ropa desordenada…vaya usted a saber. Tras un imperceptible titubeo y dibujando una media sonrisa que yo interpreté como “no he entendido ni Pamplona de la pregunta” Ibarretxe nos espetó:

        -Pues no sé…el color verde.

A los que recuerden la anécdota del capítulo 13 no hace falta que les explique nada. Para el resto, reproduzco de nuevo la foto del estudio 11, un plató virtual totalmente verde fosforito. 

 Durante una décima de segundo, al más puro estilo Korta,  estuve tentado de responderle  “pues aquí estará usted encantado”, pero me di cuenta de que en realidad nuestro interlocutor había soltado lo primero que se le había pasado por la cabeza porque no había tenido cintura para reconocer abiertamente que no había entendido la pregunta. En fin.

Al margen de estas historias de la campaña electoral, tengo la impresión de que 2005 y 2006 son dos años parcos en anécdotas y recuerdos. Por supuesto que pasaron muchas cosas en Euskadi y en el mundo pero al hacer memoria me asalta una sensación de cierta inercia informativa.

Me explico. Todos los equipos necesitan de periodos de consolidación, periodos  en los que hay que hacer bueno aquello de que “lo difícil no es llegar, sino mantenerse”. Los  factores que habían  convertido los informativos de ETB en una especie de refugio mucha gente  – factores como el españolismo exacerbado del aznarismo en el PP y en el clientelismo de muchos medios estatales con esos planteamientos- empezaron a quedar atrás. Los vainenes de audiencia en los informativos de televisión, salvo que tercien copernicanos giros editoriales asociados a nuevos equilibrios políticos,  no suelen ser bruscos pero eso no quiere decir que no se produzcan. A finales del 2005 Cuatro y La Sexta estaban a punto de aparecer. TVE  empezaba a desprenderse de la herencia de Urdaci gracias a la esforzada batuta de Fran Llorente y al renovado estilo de su escudero Lorenzo Milá. Tele 5 recogía los frutos que había sembrado en años precedentes la dirección de Juan Pedro Valentín. Y Antena 3…pues que quieren que les diga…Su informativo de las 15:00 llevaba 6 años y ahora lleva  12 años siendo el menos visto de su franja horaria, independientemente de que el resto subamos o bajemos. La verdad es  que –y el detalle es rigurosamente cierto-  un informativo capaz de dedicar un video de minuto y medio al estreno de  una película titulada “Una conejita en el Campus”, bodrio sexista únicamente recomendable para adolescentes con calenturas, ayuda a entender algunas cosas. Imagino que compromisos comerciales o simplemente la creencia de que enseñando tetas y culos se gana audiencia llevaron al editor de Antena 3 a encargar aquel pegote. Error. El espectador de Telediarios/Teleberris no quiere ver tonterías durante los 40 minutos que dedica a informarse. No se trata de hacer informativos-ladrillo sino de no faltar al respeto al espectador.         

Hablaba de cierta inercia informativa pero no me gustaría que el lector pensase en una redacción acomodada. Ni mucho menos. Para el equipo de Teleberri 1, 2005 y 2006 fueron años dedicados a engrasar, afinar y perfeccionar la maquinaria del informativo con la intuición de que los nuevos aires que soplaban en la Moncloa iban a traducirse en una mayor competencia para nosotros.

Y así fue… tanto lo de engrasar la maquina como lo de la mayor competencia. Los datos son muy reveladores: el share medio de Teleberri 1 en 2004 fue del 24%, en 2005 conseguimos repetir resultado, pero en 2006 bajamos al 22,7 % y en 2007  al 20,4%. Había nuevas cadenas que empezaban a consolidarse, estaba la televisión por cable y sus canales temáticos, empezaban las pruebas de la TDT… Llegar y mantenerse, decía…en 2008 volvimos a subir y cerramos el año con una media del 21,3%. Pero estoy adelantando acontecimientos.   

En la consolidación de todo ese proyecto hubo una persona absolutamente clave que ya ha aparecido citada anteriormente pero cuya aportación no he  destacado como se merece. Me refiero a Ane Miren Lizarralde, la editora de GE1 y TB1. Hay periodistas con una capacidad casi innata para oler las noticias y Ane es una de ellas pero a ello le añade una descomunal capacidad de trabajo.

Ane encarnaba –y encarna- a la perfección el aforismo de que hay que procurar que la inspiración te pille trabajando. Preparaba los temas, seguía la actualidad, sabía delegar, repartía juego entre redactores aunque con alguno/a le costase sudores frios  y, sobre todo, tenía las cosas claras. Acertase o no, en todo momento sabía lo que quería hacer y, aun más importante, sabía lo que no quería hacer. Me voy a permitir un comentario que probablemente alguien juzgará impertinente: entre todas las torpezas y errores que ha podido cometer la actual dirección de ETB,  prescindir de Ane Miren Lizarralde como editora ha sido posiblemente la metedura de pata  que más consecuencias negativas ha tenido para la marcha del Teleberri 1. Dicho queda sin que vaya en menoscabo de las personas que actualmente ocupan la edición de TB1.

Volviendo al panorama informativo, en marzo del 2006 se produjo la noticia que necesitaba el proceso de paz para seguir avanzando: una tregua de ETA. Una inoportuna  operación de menisco y la posterior rehabilitación me tuvieron fuera de juego semanas antes, durante y después de ese anuncio, así que poco puedo contar al respecto. En aquel momento –egoístamente- pensé que era una pena haberme perdido la noticia que siempre quise dar: la de la última y definitiva tregua de ETA.  Posteriormente tuve que comprobar que lo realmente penoso era volver a tener la oportunidad de dar esa noticia.

Como dice Sabina, el verano pasó y el otoño duro lo que tarda en llegar el invierno pero antes de que eso ocurriera, en noviembre, se produjo la salida de ETB de Julio Ibarra. Tras 12 años al frente de Teleberri 2 Julio se marchó cuando pasó por delante suyo un tren (bueno, un metro) que no podía dejar de coger. Lógicamente no voy a contar nada que él no haya querido contar así que me limitaré a decir que se fue como un señor. Para mitómanos y fetichistas –y yo lo soy – adjunto copia del manuscrito de la última escaleta que firmo Julito. El galimatías en cuestión es lo que cada tarde durante 12 años los ayudantes de redacción de ETB tuvieron que leer, descifrar y pasar a limpio en el ordenador para que la gran maquinaria de Teleberri 2 echase a andar.

La última de Julio 

Por si alguien quiere interpretar el jeroglífico hago las veces de piedra Rosetta. En la columna de la izquierda  están las noticias.  Al contenido (Nieve, Pinochet, Azkarate, etc…) le precede la indicación sobre el formato que va a tener cada noticia. Por ejemplo, el informativo arranca dando paso a una periodista (Arazeli)  que entra en directo (zuzenean) y que a su vez da paso a una información sobre las nevadas (Elurra) .

El resto de formatos de aquel día son los siguientes:  S+B es sarrera+video, o sea, entradilla+video; S+K, sarrera+korte, esto es, entradilla+ declaración corta, normalmente de un político/a; Sar+off son imágenes que ilustran un texto leído por el presentador; y las fórmulas Bj y off jar. corresponden a videos e imágenes  que arrancan sin que previamente aparezca el presentador, esto es,  pegados a una información anterior o introducidos por una ráfaga acompañada de sintonía.

Sigo con el mapa-guía. Cada raya horizontal que separa los grupos de noticias corresponde a una ráfaga;  la ráfaga es ese “chan-ta-tachan” que de repente suena mientras vemos un plano general del estudio y sirve para dividir los bloques del informativo. Hoy día no se lleva mucho y casi solo se usa para entrar en el bloque de deportes pero hace unos años la ráfaga para pasar de “política” a “sociedad” o de “sucesos” a “internacional” estaba a la orden del día.

Finalmente, tras el formato y el contenido una flecha nos lleva a la columna derecha e indica el nombre del periodista que debe elaborar cada información. Por cierto,  el REC que aparece repetidamente a lo largo de la escaleta junto a los nombres de los plumillas no tiene nada que ver con “grabar” sino con “recuperar”. Se rescata el video que se ha emitido en el informativo de las 15:00 porque el editor estima que la noticia está cerrada y no hay que rehacerla.

Julio cerró 12 años de presencia en pantalla  “a su manera”. Agradeció a los espectadores la confianza que noche tras noche y año tras año le habían demostrado al elegir Teleberri 2 para informarse y dijo agur sobre un video de Frank Sinatra. ¿La canción? Aquí la tienen. Sobran más explicaciones.

 El adiós de Julio dejó un poco huérfana a muchos espectadores pero el paso del tiempo volvió a poner de manifiesto que en televisión “ayer” ya es viejo, que a rey muerto, rey puesto y que no hay nadie imprescindible por bueno que sea. Aitzol Zubizarreta y Vanessa Sanchez,  pareja de buenos presentadores, tomaron el relevo de Julio ante la cámara y Andoni Arratibel se ocupó de la edición.

Y apenas había pasado un mes de aquello cuando el proceso de paz en Euskadi voló por los aires junto a dos inmigrantes sudamericanos que dormían en el parking de la T-4 del aeropuerto de Barajas. Han pasado 4 años y todavía me cabreo cuando recuerdo la frustración que me produjo aquel despropósito. No quiero abundar en ello pero tampoco quiero dejar de destacar el magnífico informativo que sacaron adelante los compañeros que estaban de guardia aquel sábado 30 de diciembre. En un atentado que nos cogió a todos a contrapié, por fechas, por ambiente político, por expectativas, por todo…Marian Etxeberria en la edición, Africa Baeta en la presentación y Amaia Etxezarreta como corresponsal en Madrid lideraron un Teleberri de quitarse el sombrero, aportando datos, información y, sobre todo, mesura y contención en las valoraciones. Tiempo habría después para glosar la gravedad humana y política de lo que ETA hizo aquel día.

Así que…¿imaginan cual fue el tema estrella en la redacción de ETB en el 2008? ¿La vuelta a la amenaza de ETA?, ¿el devenir de la política vasca? ¿las cercanas elecciones municipales? ¿el relevo de Julio Ibarra? Pues no.  El monotema en ETB  iba a ser EL TRASLADO, asÍ, en mayúsculas. El anunciado cambio de sede de Iurreta a Bilbao estaba a punto de producirse.

Anuncios

Acerca de JUAN CARLOS ETXEBERRIA

Periodista vasco. Trabajo actualmente en los servicios informativos de Euskal Telebista (ETB) elaborando reportajes para los informativos Gaur Egun y Teleberri
Esta entrada fue publicada en 2000 Teleberris, teleberri y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Capítulo 22. A su manera.

  1. eneko dijo:

    deigarria espainiar barne-ministerioaren kontakizunetan halakoak topatzea:
    “El lehendakari Juan José Ibarretxe termina su campaña electoral equiparando la dispersión de presos de ETA con los asesinatos de la banda terrorista.”
    “El retroceso de Ibarretxe en la elecciones del País Vasco deja a PSE y PP por encima del tripartito en número de escaños. La izquierda abertzale seguirá presente en el Parlamento vasco gracias a los nueve representantes de EHAK.”
    (berriro “gora” egin eta irakurtzen ari nintzena euskadiko erkidegoari buruzkoa soilik ote zen begiratu dut… ez al da beste erkidegorik espainiar estatuan?)
    eta, noski, zuk aitatutako zentzuan ageri direnak… barne-ministerioa? kazetaritza? objektibotasuna? jazarpena?

  2. Pingback: Los números de 2010 | Once upon a time in the web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s