Capítulo 13. Jose Luis Korta, genio y figura

Aquello sucedió a finales de mayo. Después volvió la rutina. Las audiencias no terminaban de carburar, la cosa no funcionaba y había que darle un serio meneo al producto. África Baeta pasó a fin de semana y yo me quedé en Teleberri 1.

Siempre he tenido la sospecha de que me mantuvieron en pantalla por los pelos. De hecho,  cuando en verano del 2001 cambiaron parte del decorado de Teleberri 1 colocaron también una nueva mesa. Un día, poco antes de empezar la nueva parrilla de programación, pregunté a los que la estaban montando

        -Oye, ¿esta es la mesa nueva de Teleberri?

        -Sí

        -¿Y… para cuántos es?

-Pues para dos. El de deportes se sienta ahí y el presentador ahí. Y ya está. Bueno… en el extremo aquel que queda un poco aparte pueden colocar a algún invitado o entrevistado si es que hace falta

         -Vale, gracias.                    

Como para aquel entonces yo ya sabía que íbamos a ser dos presentadores preferí no seguir preguntando pero tengo la fundada sospecha de que cuando se encargo la mesa a los carpinteros hizo con el planteamiento de que  bastaba con un presentador/a y pero, durante el verano,   alguien reculó y volvió a pensar en un tándem.

El primer día que nos sentamos para empezar a probar planos y tiros de cámara alguien comentó desde el interior del estudio de realización.

        -Estáis muy juntitos;  como apretados… ¿no?

        -Sí, sí…pero ya nos arreglaremos…

Mi nueva compañera se llamaba Estibaliz Ruiz de Azua. Venía de presentar Políticamente Incorrecto, un programa de debate que abordaba temas principalmente políticos y que se emitía allí en la madrugada. Yo la había visto un par de veces y me gustaba su profunda voz radiofónica, muy de la Cadena Ser, medio del que procedía y en el que había atesorado 10 años de experiencia ante el micrófono.

Esti llego a Teleberri 1 indisimuladamente nerviosa, preguntándose si sería capaz de presentar un informativo diario de 45 minutos en un medio que no dominaba tan bien como la radio. En los días previos al estreno no escondía ese vértigo, esa inquietud que cualquiera siente cuando va a hacer algo que no ha hecho nunca, con la notable diferencia de que en esta ocasión ese “algo” había que hacerlo expuesto a las miradas de miles de personas… cuantas más mejor, claro.

Yo me mantenía a la expectativa pero me gustó su franqueza consigo misma. Años más tarde me confesaría que después de uno de los números 0 (informativos “ de prueba”) que debió ser  desastroso (no lo recuerdo) lloró amargamente preguntándose y preguntándole a su marido “por qué me he metido yo en esto”.

También me sorprendió la dulzura y suavidad de trato que tenía con todo el mundo y que contrastaba, casi contradecía,  la imagen que me había forjado de ella viéndola en los debates de “Políticamente Incorrecto”.

En televisión el curso comienza en septiembre así que el día 10 de ese mes debutamos como pareja televisiva en Teleberri 1. La víspera, en la segunda jornada de la bandera de La Concha, José Luis Korta la había liado parda en una de las regatas más polémicas de la historia de la “Olimpiada del remo”. Korta, oriotarra de nacimiento y de corazón pero aquel año patrón y entrenador de Castro, le había arrebatado la bandera de la Concha precisamente a Orio con una arriesgada maniobra que había rozado el abordaje.

Así las cosas, aquel 10 de setiembre, la información deportiva tuvo un gran protagonismo. Korta vino a los estudios de Iurreta y Altxerri, el patrón de la trainera de Orio, accedió a estar en directo en los estudios de Miramón para mantener un cara a cara con el de Ortzaika.

La dichosa mesa de Teleberri – diseñada para dos  presentadores (información general+deportes) y ocasionalmente un invitado- tenía que acoger  aquel día a cuatro personas:  Esti, Jose Ituarte, Jose Luis Korta y un servidor. Como sólo teníamos dos cámaras (sí, aunque no se lo crean el Teleberri se hacía con sólo dos cámaras) aquello era imposible. Decidimos que cuando entrase la sintonía de los deportes Esti y yo nos levantaríamos de la mesa y nos volveríamos a sentar al terminar el bloque de deportes  aprovechando la publicidad inmediatamente anterior a la información bursátil.

Así lo hicimos.  Esti y yo nos quedamos de pie en una esquina desde donde escuchamos una memorable frase de José Luis Korta dirigida a Altxerri en mitad del cara a cara que mantuvieron moderados ( si es que ese verbo es aplicable a Korta ) por Jose Ituarte.

        -Altxerri…yo no os abordé queriendo ni hice nada por chocar con vosotros…que ibais por mi calle…que ya os había avisado el juez. Eso que dices, no es así. Lo que fue es lo que digo yo. Yo digo la verdad. Yo digo la verdad. Tan verdad como que esta pared que tengo aquí de fondo es verde. Efectivamente, Korta tenía razón: el plató era verde.

Se refería Korta a la pared sobre la que el ordenador del ya mencionado decorado virtual “proyectaba”, por decirlo así, la imagen de un típico estudio de informativos. O sea, que ni Altxerri ni los espectadores veían nada verde (aunque ciertamente la pared era de ese color) pero José Luis esgrimía el color de los tabiques como argumento incontestable para reafirmar su versión de los hechos. Altxeri, la afición oriotarra y los espectadores en general tuvieron que alucinar. Años más tarde, un día que Korta volvió al estudio,  le dije

        -José Luis, hoy no dirás nada de que esto es verde, eh?

La respuesta fue demoledora, como el personaje.

        -Oye, tú… a mí me dan igual los colores…!eh¡.

Volviendo al día del estreno, cuando acabo el Teleberri y aquel trajín de sentarse, levantare, sentarse…le dije a Esti una de las frases más equivocadas que he dicho en toda mi vida

        -Bueno, Esti, no te apures…esto normalmente es mucho más tranquilo

       -A ver, a ver…eso espero

        -Sí, sí…lo de hoy ha sido una cosa rara.  Ya verás qué bien mañana.

Memorable frase para dirigírsela a una periodista/presentadora de informativos… la víspera del 11-S.

Anuncios

Acerca de JUAN CARLOS ETXEBERRIA

Periodista vasco. Trabajo actualmente en los servicios informativos de Euskal Telebista (ETB) elaborando reportajes para los informativos Gaur Egun y Teleberri
Esta entrada fue publicada en 2000 Teleberris, teleberri y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Capítulo 13. Jose Luis Korta, genio y figura

  1. Edu Araujo dijo:

    “Ya verás que bien mañana…”. Joder! Nostradamus! 😉 Me he enganchado. Cuando se te vayan acabando las historias ya estás escribiendo más, aunque sean ficción!

    • Te apunto en la lista de los que pedís “2000 Teleberris” en edición papel. Si llega el caso te advierto que me pasaré por el forro la ley de protección de datos y le entregaré al editor la lista completa (nombre, e-mail, etc….) de los potenciales compradores. Gracias por los ánimos. Y lo de escribir ficción…uf, son palabras mayores.

  2. Edu Araujo dijo:

    Entrega, entrega. Yo me quedo con al menos dos ejemplares (uno es para regalo). Segi idazten!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s