No sé.

No sé si merece la pena  el dinero y el esfuerzo que se están dedicando  para que Donostia sea elegida capital cultural europea. No sé qué me van a pedir. No sé qué me van a dar.

No sé si las catarsis ciudadanas pueden nacer  en un despacho. No sé si me venden como oportunidad de profundizar en los valores democráticos lo que sólo es una estrategia turística. No sé si la participación ciudadana de la que hablan consiste en ir a Alderdi Eder a cantar una canción. No sé si me toman el pelo.

No sé si mis prejuicios me impiden valorar esta iniciativa con justicia. No sé si apoyar la candidatura Donostia 2016 es lo mismo que apoyar la candidatura  Elorza 2011. No sé si a la ciudad le vendría bien cambiar de alcalde. No sé a quien votaré en las proximas municipales. No sé si las iniciativas ciudadanas se valoran antes o después de mirar el carnet de quien las plantea. No sé si siempre preguntan a los mismos. No sé.

No sé si en la presentación de la candidatura ante un jurado internacional, junto a Barbara Durkoff,  debería de haber estado la madre de un preso de ETA que recorre desde hace 20 años miles de kilómetros cada vez que tiene que visitarlo. No sé si se entendería mejor el mensaje intentando que, esas dos mujeres,  juntas, hablasen ante el jurado, codo con codo,  de cómo han superado su dolor para educar en la tolerancia  y desterrar el odio.

 No sé qué quiere decir que “el reto del 2016 es una motivación adicional para que Euskadi consiga la paz y la convivencia” porque  no se a quien le hace falta una motivación adicional para convivir en paz. No sé si me gusta que se venda reconciliación  cuando, realmente y  desgraciadamente, está muy lejana; tan lejana como que  ayer mismo, a pocos kilómetros de esa bella ciudad aspirante a capital europea de la cultura,  unos descerebrados son detenidos con 100 kilos de explosivos. No sé si una concejala  del mismo partido que un alcalde que ha vinculado su futuro político a la iniciativa  es la persona más adecuada para hablar  “más  allá de las siglas”. No sé si veo fantasmas donde no los hay. No lo sé.   

No sé si es normal que un jurado aplauda y  no sé si es normal que aplauda a todos y no sé si es noticia que todos estén muy contentos porque les han aplaudido.  No sé si es mejor que la presentación de un proyecto sea “sorprendente y poética” o  “seria y rigurosa”. No sé si soy un aguafiestas. No sé.

No sé si una ciudad puede sintetizarse en valores cuando no te preguntan cuáles son los tuyos a la hora de pagar los impuestos municipales.  No sé si los valores compartidos por los donostiarras  no son los mismos que los de cualquier otra ciudad. No sé si el lema de “cultura para la convivencia” esto es solo un juego retórico. No sé.

No sé si la paz, la convivencia y la palabra son mejores que la justicia, la tolerancia y la acción. No lo sé. No sé qué otras ciudades han sido o van a ser capital cultural europea. No sé qué tal les ha ido. No sé  si soy un desinformado. No sé si soy un resentido. No sé.

No sé por qué siendo esto una competición con otras ciudades leo en un anuncio institucional : “sea cual sea la decisión del jurado, todos ganaremos” . No sé si es importante ganar. No sé cual es la diferencia con no ganar. No sé si, para ser consecuente con ese argumento, en caso no resultar elegidos también se pondrán  en marcha beneficiosas y maravillosas iniciativas fruto de las imparables olas de energía ciudadana. No sé que si la energía ciudadana, a diferencia de la energía a secas,  se crea y se destruye. Si no se crea ni se destruye, no sé como nadie se ha preguntado antes dónde estába esa energía y qué podíamos hacer con ella. No sé si me toman el pelo. No sé si me creo más listo de lo que soy. No sé.  

No sé si esto de la candidatura sirve para estar entretenidos y no criticar otras cosas. No sé si, con los años, me he vuelto demasiado desconfiado. No sé.

Sí sé una cosa: hoy pasaremos el corte.

Anuncios

Acerca de JUAN CARLOS ETXEBERRIA

Periodista vasco. Trabajo actualmente en los servicios informativos de Euskal Telebista (ETB) elaborando reportajes para los informativos Gaur Egun y Teleberri
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a No sé.

  1. loveof74 dijo:

    plasplasplas

  2. Socrático, muy socrático.
    Donosti ya es una capital cultural. No hace falta reconocimiento externo para que lo sea: la energía de su gente lo ha hecho así.
    Digo.

  3. MerGM dijo:

    Ciertamente el “sólo se que no se nada” sería un buen título para esta entrada.

    Una de las frases con las que me quedo y con la que estoy muy de acuerdo es:
    “No sé si esto de la candidatura sirve para estar entretenidos y no criticar otras cosas.”

    Y todavía me sigo preguntando porqué se presenta San Sebastian a “capital de la cultura”, cuando falta mucha oferta cultural, de museos y exposiciones por ejemplo, donde flojea bastante, por citar un aspecto solo así rápidamente.

  4. Ricardo_AMASTE dijo:

    Tampoco lo se. Pero una de las muchas cosas que se dijeron en la presentación ante el jurado, es que esperamos que Donosti2016 nos sirva no tanto para encontrar las respuestas, como para atrevernos a seguir haciéndonos preguntas. Seguiremos trabajando para, entre otras cosas, intentar desde los hechos, paliar poco a poco el excepticismo sin caer en la ingenuidad y sin que se pierda el espíritu crítico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s